¿Jugamos al ajedrez y aprendemos ciencias?

Palabras clave: ajedrez, recurso didáctico, dificultades de aprendizaje, modelo de investigación en la escuela, enseñanza de las ciencias

Resumen

El ajedrez es un juego basado en tácticas y estrategias, y que por tanto, fomenta los aspectos intelectuales y recreativos de aquellos que lo practican. En esta experiencia se presenta el diseño y la puesta en práctica de una serie de actividades creadas para la enseñanza de determinados contenidos científicos, a un alumno con dificultades de aprendizaje, a través del ajedrez como recurso educativo utilizando el modelo didáctico alternativo o de investigación en la escuela. La valoración de la experiencia, realizada a través de rúbricas, diseñadas para tal efecto, muestran un avance importante en el alumno en cuanto al nivel cognitivo de los conceptos científicos trabajados, así como, un progreso en procedimientos y actitudes  propias de la metodología científica.

Referencias

Escobar, D. (2016). Entender el ajedrez educativo. Cádiz: Ajeduca.

Fernández, J. (2008). Utilización del material didáctico con recursos de ajedrez para la enseñanza de las matemáticas. Estudio de sus efectos sobre una muestra de alumnos de 2º de Primaria (Tesis Doctoral). Universidad Autónoma de Barcelona, Barcelona.

Fernández, J., Elórtegui, N., Rodríguez, J.F., Moreno, T. (1997). ¿Qué idea se tiene de la ciencia desde los modelos didácticos? Alambique, 12, 87-99.

García, L. (2012). Beneficios del ajedrez. El País. pp. 14.

García, L. (2013). Ajedrez y Ciencias, pasiones mezcladas. Barcelona: Editorial Planeta.

García-Pérez, F.F. (1999) Aprender investigando. Una propuesta metodológica basada en la investigación. Sevilla: Díada.

García-Perez, F.F. (2000). Los modelos didácticos como instrumento de análisis y de intervención en la realidad educativa. Revista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales, 207.

Gómez, J. (1992). Comprender y transformar la enseñanza. Madrid: Morata.

Hancock, J. y López, M. (2015). El ajedrez desarrolla la inteligencia, la atención, la paciencia y además es un juego. El País. pp. 13.

Liguori, L. y Noste, M.I. (2007). Didáctica de las Ciencias Naturales. Rosario-Santa Fe: Homo Sapiens Ediciones.

Martín, C., Prieto, T., y Jiménez, M. A. (2015). Tendencias del profesorado de ciencias en formación inicial sobre las estrategias metodológicas en la enseñanza de las ciencias. Estudio de un caso en Málaga. Enseñanza de las ciencias, 33(1), 167-184.

Páez, C. (2006). Los Modelos didácticos. Recuperado de http://carmenps2.wordpress.com/2006/12/11/modelos-didacticos/

Porlán, R. y Martín-Toscano, J. (1991). El diario del profesor. Un recurso para la investigación el aula. Sevilla: Díada.

Pozo, J.I. y Gómez-Crespo, M.A. (2009). Del conocimiento cotidiano al conocimiento científico: más allá del cambio conceptual. En J. I. Pozo, M. A. Gómez-Crespo (Eds.) Aprender y enseñar ciencia (pp. 128-146). Madrid: Morata

Pro, A (1998). ¿Se pueden enseñar contenidos procedimentales en las clases de Ciencias? Enseñanza de las Ciencias, 16(1), 21-41.

Soutullo, M (2000). El ajedrez en la escuela. Hacia una nueva forma de enseñar el ajedrez en las escuelas. Madrid: Novedades Educativas.

Rivero, A., Porlán, R., Solís, E., Rodríguez, F., Hamed, S., Martín, R., Ezquerra, A. y Azcárate, P. (2012). Enseñar ciencias en Primaria. España: Copiarte.

Publicado
2018-09-03
Cómo citar
Perera Borrego, M., & Martín-Gámez, C. (2018). ¿Jugamos al ajedrez y aprendemos ciencias?. Ápice. Revista De Educación Científica, 2(1), 18-29. https://doi.org/10.17979/arec.2018.2.1.2885
Sección
Innovación en educación científica