Volver a los detalles del artículo Lo construido: ¿siempre hay que hacer? Descargar Descargar el PDF